Desde hace algún tiempo han venido corriendo rumores sobre algunas cosas y aspectos que se deben tener en cuenta al momento de querer inmigrar hacia uno de los países más desarrollado del mundo, uno de ellos es que en este momento, mucha gente está asustada debido a la retórica anti inmigratoria que domina la conciencia colectiva.

Todo ello se debe a la reciente serie de eventos, que ha dejado en claro que los inmigrantes que buscan trabajo tienen dificultades para ingresar en los países desarrollados, bien sea por obstáculos de tipo legal o por cualquier otra circunstancia que pueda impedírselo y por muy lógico que parezca, los debatientes de ambos lados concuerdan en que hay un cierto beneficio al emplear inmigrantes altamente calificados.

En algunos casos estos acuerdos se pierden y amortiguan detrás del aparente daño de la crisis migratoria, y es que todo esto comenzó con el gobierno actual de  Estados Unidos, quien ha apuntado todas las armas a las visas H-1B y L-1, puesto que el sector tecnológico es el que utiliza este tipo de visas principalmente para contratar trabajadores en el exterior, pero el futuro de la rentabilidad del negocio está en riesgo.

Con ese tipo de situación, los empleadores ahora tendrán que pagar salarios iguales a esos inmigrantes o contratar a estadounidenses locales para llenar vacíos de habilidades, y esto ha traído como resultado que el número de solicitudes de visa H-1B y L-1 está disminuyendo considerablemente.

Es allí donde la visa EB-5, que es una de las visas de inversionistas menos conocidas disponibles para los inmigrantes que compiten para obtener una tarjeta verde con prioridad, cobra relevancia, pues la premisa comercializada es simple, si tienes dinero, pues solo debe capitalizar al menos $ 500,000, como mínimo en una inversión empresarial, la cual estará destinada a mejorar las condiciones en áreas consideradas muy susceptibles o una empresa que deba crear al menos 10 oportunidades de empleo locales.

Todo ello se convierte en una nueva oportunidad para obtener entrada legal en los Estados Unidos, pero a su vez se convierte en un sufrimiento, pues este proceso implica una gran cantidad de dinero y por ende esto significa un mayor riesgo, que no se sufre con las visas H-1B y L-1, y que solo vale la pena si su empresa funciona y tiene éxito.

Con la demanda de solicitudes que existe actualmente, es posible que experimente un aumento en las solicitudes de este tipo de visa EB-5, pero se debe tener mucho cuidado ya que están sucediendo tramites ilegales, lo cual trae como consecuencia algún tipo de estafa que puede hacer que se pierda el dinero invertido al momento de querer obtener la legalidad en EEUU.

Es por todo este tipo de situaciones, que el programa de visas de inversionistas EB-5 pudiera estar sufriendo algún tipo de modificación y hacerse más flexible en casos puntuales, convirtiéndola así en una opción muy apetecible para todas aquellas personas que desean invertir su dinero y a la vez establecerse en los Estados Unidos.

Luego de obtener su Visa, no dude en ubicar una propiedad que sea de su gusto y que solo los expertos podrán conseguirle.