Calidad en los Negocios

En cualquier ámbito de negocio los criterios de calidad varían de uno a otro, sin embargo existen máximas que se mantienen; y que deben ser cuidadas y atendidas, a fin de garantizar una optima atención al cliente. Entre ellas destaca la adecuada formación profesional que debe poseer todo el personal; y en particular del equipo responsable de la atención y servicio al cliente; pues la calidad en los negocios debe implicar asertivamente sobre un todo en su conjunto.

No siempre calidad profesional implica calidad de servicio, en lo que a atención al cliente se refiere; pues en la práctica encontramos muchos agentes de ventas con una excelente formación académica y profesional; pero que no suelen brindar una atención esmerada y distinguida a los clientes, que conlleve a calificarlos como excelentes.

Sin embargo, como empresarios debemos preocuparnos y ocuparnos de que la calidad formativa;  de nuestros empleados y agentes de venta se refleje en la calidad del servicio que prestemos a todos y cada uno de nuestros clientes. Pues un verdadero profesional no es aquel que se jacta de sus conocimientos; sino el que coloca dichos conocimientos al servicio de los demás.

Un verdadero  profesional en ventas debe demostrar su calidad en los negocios brindando una excelente atención a sus clientes; por cuanto debe saber escucharles, conocerles, para saber precisar e interpretar sus gustos; molestias, necesidades, requerimientos, entre otros aspectos que le ayuden a elaborarse un buen perfil de cada cliente.

Una empresa solida permite migrar a otros países con excelentes ideas de negocios; lo cual permita trabajar en dicho pais y por ende conocer algunos aspectos importantes sobre la Visa EB-5. Recuerde que expandirse es una excelente opcion a la hora de multiplicar sus utilidades; con las mejoras realizadas en la calidad, se incrementa la posibilidad de hacer esto realidad.

 

Traspasar fronteras empresariales requieres de ardua disciplina

En la nuestra compañía, creemos que es necesario entrenar muy bien al equipo de trabajo para que sea capaz de sorprender a los clientes; por tanto convendrá que establezcamos claramente nuestros criterios de excelencia. Que definamos lo qué entenderemos por servicios excelentes de atención al cliente; y formemos a los agentes de ventas y al personal en general para que sepan aplicarlo en cada una de sus tareas.

Del grado de conocimiento y compenetración que tenga cada miembro del equipo sobre dichos criterios de excelencia dependerá la distinción de nuestros servicios. Es decir el cliente podrá o no identificar los valores agregados que nos caracterizan y distinguen de la competencia; optando preferentemente por calidad de servicio antes que por precios bajos, con dudosas consecuencias.

El hablar de ofrecer servicios excelentes debe llevarnos a pensar e idear cómo y qué hacer para lograr sorprender a los clientes. En materia de servicio y atención al cliente una estrategia que seguramente sorprenderá al cliente; y que inspirará mayor confianza en nuestros productos es la promesa real de devolver el dinero o la inversión total. En caso de que la calidad del producto o del servicio prestado no sea la óptima o la que se adapta a los criterios de excelencia previamente establecidos y garantizados.

Ofrecer servicios extras o créditos gratuitos para reivindicar deficientes servicios antes prestados es otra alternativa; monitorear y brindar la oportunidad de que el cliente apele en cualquier momento del proceso de servicio es otra opción; que demostrará nuestra preocupación por mejorar su atención en cada fase, no solamente al final.

Con acciones como éstas demostramos que calidad profesional implica calidad de servicio e incluso compromiso  empresarial, lo cual aunque pueda parecer costoso; resultará de las mejores estrategias que puedan aplicarse para garantizar el éxito de cualquier negocio.