La opción de la Green Card II

 

En esta segunda parte sobre la tramitación para la obtención de la Tarjeta Verde o Tarjeta de Residencia Permanente, es importante destacar que el proceso es bastante engorroso pero yendo un poco más allá, el tiempo que puede tardar su aprobación, que puede pasar de meses a años, pues la demanda de ese documento es bastante alta.

Pero son muchas las alternativas para la obtención de la Green Card y cada una de ellas trae consigo unos derechos que son de carácter personal para quien la obtenga, y ellas son entregadas por varios motivos, de manera primordial para los familiares directos de los que ya son residentes, así como para profesionales con una alta demanda laboral en el área en los Estados Unidos, asimismo como también para inversores, los ciudadanos en condición de refugiados o que puedan ser beneficiados a través de la suerte en las conocidas loterías de visas.

Es por ello que podemos encontrar una opción para la obtención de la Tarjeta de Residencia Permanente en las siguientes alternativas:

Basado en el Empleo:

Siempre es bueno tratar de conseguir la Green Card a través de una oferta laboral, aunque para esta alternativa existen cuotas de asignación muy limitadas en el año y usualmente se agotan rápidamente.

Es de importancia saber que para poder hacer la solicitud de la tarjeta de residencia por cuestiones laborales, el solicitante debe contar a su vez con una oferta de empleo de la persona que lo requiere o de la empresa que piensa contratarlo que se encuentre ubicada en los Estados Unidos, del mismo modo deberá poseer un grado académico así como la experiencia necesaria para dicha oportunidad de empleo, y en paralelo el posible empleador deberá demostrar que no existe o no hay disponible un ciudadano estadounidense que pueda cubrir esa vacante.

Ahora bien, si la persona que hace la solicitud de la tarjeta posee una habilidad o cuenta con una competencia profesional o en su defecto esa competencia es en el área académica que se pueda considerar extraordinaria, no requiere que tenga una oferta laboral, pero al mismo tiempo estos casos se pueden decir que son excepcionales, debido a que deben ser de reconocida trayectoria y reconocimiento público en áreas tan competitivas como las ciencias, las artes, la educación, el deporte o en las ciencias gerenciales. O quizás tenga un alto renombre como ejecutivo o gerente empresarial de una empresa transnacional, o en su caso ser un profesor o investigador de renombre.

En virtud de lo antes expuesto, el Gobierno Estadounidense priorizo las preferencias laborales para otorgar tarjetas verdes, de acuerdo a los siguientes criterios:

Primera: Trabajadores que cuenten con habilidades extraordinarias en ciencias, deportes, educación, artes, negocios, profesores, investigadores, gerentes y ejecutivos de transnacionales.

Segunda: Profesionales con grados académicos avanzados o con habilidades extraordinarias.

Tercera: Profesionales o trabajadores con competencias o sin ellas.

Cuarta: Trabajadores religiosos o de otras áreas

Quinta: Inversores que cuente con un capital mayor a US$ 500 mil (Visa EB-5).