La opción de la Green Card IV

 

En esta cuarta entrega, donde explicamos el proceso para la tramitación de la Tarjeta de Residencia Permanente o Green Card, es importante subrayar que el asunto es suficientemente complicado pero transitando un poco más allá, el tiempo que puede tardar su aprobación, que puede ser de meses e incluso de años, pues la postulación y posterior obtención de este instrumento es bastante específica.

Matrimonio o Noviazgo:

En este caso en particular, podemos decir que las ventajas de solicitud para una Tarjeta Verde por medio de un matrimonio con un ciudadano estadounidense son diversas, pues son muchísimas las solicitudes que se hacen por este tipo de categoría y que a su vez no posee limitaciones, es decir, no hay cuotas establecidas para dichos requerimientos.

Pero es importante saber que debe haber una verdadera intención para consumar el acto matrimonial, pues solo estando casados es que se puede hacer la solicitud de la residencia permanente, antes de casarse no es posible hacer la solicitud por esta condición.

Es de hacer notar los siguientes aspectos, si se van a casar en territorio estadounidense, el novio tiene que hacer la visa temporal K-1 y así poder tener el ingreso al país para poder casarse, y para ello debe cumplir ese acto en un lapso no mayor de 90 días desde que llegue.

Si el novio tiene hijos menores de 21 años, estos podrán acompañar a sus padres con un permiso solicitado a través de una visa K-2, y en el caso de que el emparejamiento no se desarrolle en el periodo de los 90 días, la personas se le invalidara la visa y será obligado a que se vaya del país.

De igual manera es relevante destacar que muchas personas utilizan la categoría de solicitud de visas a través del casamiento para poder obtener la residencia permanente, cuando fallan en otras alternativas y suelen hacer algún tipo de arreglo para casarse con un ciudadano estadounidense, pero en este caso la ley establece que las Tarjetas Verdes no se deben otorgar a aquellas personas que hacen arreglos matrimoniales cuyo fin único sea obtener la residencia permanente.

Es por ello que las autoridades del Gobierno de los Estados Unidos, en materia de Inmigración mantienen un constante monitoreo de esas situaciones, y según cifras estadísticas que manejan, las mismas demuestran que un poco más de la mitad de las solicitudes de residencias permanentes por matrimonio son una especie de fraude migratorio, y el mismo se considera una ofensa criminal y está penado con años de cárcel, incluso se han visto caso de deportaciones y hasta prohibiciones de solicitudes de Green Card, y de igual modo el ciudadano estadounidense que se preste para estos fines será penalizado con cárcel dependiendo del caso.

Por lo antes expuesto, es que las autoridades de USCIS de los EEUU han tenido que ser tan estrictos en cuanto a este tipo de solicitud, pues siempre están investigando a las parejas que hacen estas peticiones y les exigen como mínimo 2 años de convivencia para poder otorgarle la Tarjeta Verde.