Para esta séptima entrega sobre las recomendaciones o aclaratorias que sirven de información para todas aquellas personas que han tomado la decisión de mudarse a los Estados Unidos o en su defecto están pensando en hacerlo, puesto que con esas sugerencias se le pueden hacer más fáciles las cosas.

Dentro de las principales preocupaciones que tienen las familias que cambian de residencia, en el caso particular a los EEUU, es encontrar un buen colegio para sus hijos, es por ello que es obligatorio explicar que los ciudadanos estadounidenses escogen los sectores donde van a establecerse a vivir, tomando en cuenta la evaluación que reciba el colegio más cercano donde estudiara su hijo, pues a tradición en los Estados Unidos que cada año las escuelas reciban una especie de grado o calificación que se determina en base los resultados de los exámenes que se realizan a los estudiantes durante el año académico, donde se aplica una ponderación que va desde la “A” como mayor y mejor calificación y llega hasta la “F” que es la peor calificación.

Pero al mismo tiempo se toman en cuenta otros aspectos determinantes, como lo son la calidad de vida, el valor de los inmuebles, la seguridad de la zona, así como las condiciones socio ambientales de la misma, es por ello que la competitividad es algo cotidiano para los estadounidenses que forma parte de su modo de vida, razón por la cual los gobiernos locales de igual manera entran en estas pugnas, puesto que hacen un esfuerzo extra en cuanto a mejorar la calidad y el nivel de enseñanza, lo que trae como consecuencia que la calidad de la escuelas en los Estados Unidos sea excelente, pero en algunos casos se consiguen excepciones debido a los altos índices de criminalidad que hacen que la categoría de la escuelas sean muy bajas.

Para tener un mejor conocimiento sobre este tema, sobre cuál sería la escuela ideal para nuestros niños al momento de hacer la selección si se desea radicarse en los Estados Unidos, le recomendamos visitar esta página web www.schooldigger.com, donde podrá conocer el ratings de las escuelas.

En cuanto a los conocidos jardines de infancia, guarderías infantiles o casas cunas, como se les conoce en algunos países de América Latina, es importante saber que todas son pagas y no existen este tipo de institución que sea pública o gratuita, y generalmente son costosas.

De igual manera es vital saber que los jardines infantiles son para niños en edades que oscila de los 3 años hasta los 5 o 6 años, que es cuando dan ese salto hacia las escuelas para comenzar la educación primaria.